Conocé los diferentes usos del corrector

Después de conocer los diferentes usos que podés darle al corrector, éste se convertirá en tu producto favorito de maquillaje. Preparate y ponelos en práctica.

Sabemos que el uso más común que todos le dan al corrector es para difuminar las ojeras, pero hoy de la mano de Marcos Aranda, nuestro Make up Artist, derribaremos ese mito y te daremos a conocer que es mucho más que ese simple producto. 

El corrector es uno de los artículos esenciales para todas las mujeres en su rutina de maquillaje, ya sea compleja o sencilla. Es ese producto que debes cargar con vos siempre y que te salvará en toda ocasión.

Si querés matizar alguna imperfección como alguna manchita solar u ojeras, no pienses que entre más productos apliques mejor se va a cubrir. Lo que debes saber es que lo importante es el tipo de corrector que uses, por ello hay diferentes colores y cada uno te ayudará con diferentes situaciones. Por ejemplo, el corrector color salmón es perfecto para las ojeras.

Prepara papel y lápiz porque a partir de hoy aprenderás a cómo sacarle todo el provecho posible a tu corrector:

Difuminar ojeras

  1. 1. No confundas la ojera con las bolsas de ojos. La ojera nace desde el párpado superior y va hacia abajo y las bolsas son esa hinchazón justo debajo de las pestañas inferiores. No coloques nunca en la bolsa del ojo el corrector.
  2. 2. Si querés difuminar una ojera leve, lo más recomendable es que vayas directo con el iluminador o la base, pero si sos de esas personas que presentan ya un tipo de ojeras más colorida, te recomendamos que inicies matizando la zona con un corrector de color salmón. Después de aplicar el primer producto podés difuminar un poco con un corrector de tono beige o directamente con la base, eso va a depender de la tonalidad de tu ojera.

Le da luminosidad a tu cara

Si sos de las personas que no tiene muy incorporado en su rutina de maquillaje el uso del iluminador y, es más, nunca lo has comprado, no te preocupes porque con el corrector podés obtener el mismo efecto, claramente de una manera mucho más sutil. Deberá ser un tono más claro que el de tu piel y sólo tenés que aplicarlo en la zona de los huesos de las cejas, pómulos y centro de la nariz. 

Prebase para ojos

El corrector será uno de tus mejores aliados para aplicar antes de la sombra. Con ayuda de este, lograrás que el pigmento de la sombra luzca mucho más homogéneo. Aplicá una capa fina de corrector con ayuda de una brocha y difuminala bien en toda la zona del párpado. Nunca lo hagas con el dedo porque puedes añadir mucha grasitud de tus manos.

Labios

Si estabas aplicando tu labial y por error te saliste del contorno un poco, sólo deberás poner un poco de corrector para mejorar el delineado. De esta forma no tendrás que desmaquillarte y volver a empezar. 

Cejas

El corrector te ayudará a definir de una mejor manera tu ceja. Perfilá con ayuda de un delineador líquido. Así no sólo podrás darle una mejor forma a tu ceja, sino también te ayudará a disimular esos pelitos que no te dio tiempo de quitarte.

Recomendados para vos

< volver