Corrector vs. iluminador: ¿Se usan juntos o separados?

Estos son los dos productos que tenés que agregar a tu rutina de maquillaje y en Rouge te decimos cómo hacerlo.

Muchas personas prefieren mantener una rutina muy sencilla, porque simplemente les sobrepasa un poco el hecho de no saber el orden correcto de los productos. Esto suele pasar mucho con el corrector y el iluminador. 

A continuación, nuestros expertos en maquillaje de Rouge presentan los usos del corrector e iluminador:

CORRECTOR

El uso del corrector es para neutralizar el color oscuro de las ojeras y transformar la mirada.

Elegir correctores cálidos (tonos beige/naranja) si la ojera es muy verdosa o muy oscura, y tonos beige/amarillos si la ojera es muy violácea.

Si lo que queremos es corregir manchas o marcas en la piel, te sugerimos aplicar una base con una cobertura alta.

Consejos de aplicación: 

  • – Un tip importante es hidratar previamente la zona del contorno de ojos y luego aplicar el corrector con una brocha específica.
  • – Aplicar el corrector sólo en la parte más oscura de la ojera.
  • – Esfumar con brocha para un resultado más luminoso y natural.
  • – Recomendamos los correctores de larga duración que ofrecen hidratación por 24hs.

ILUMINADOR

El iluminador se utiliza en zonas muy específicas y sirve para darle más luz y destacar el rostro. A diferencia del corrector, el iluminador se aplica al final de todo nuestro maquillaje. El iluminador puede ser mate o satinado (highlighter), este último da un efecto más notorio.

Consejos de aplicación:

  • – Debajo de la ceja: para dar un efecto lifting a la mirada.
  • – Pómulos: para dar la sensación que están más altos.
  • – Punta de la nariz: le da equilibrio al rostro.
  • – Borde del labio superior: para dar la sensación de labios más voluminosos.

En Rouge podrás encontrar todos los productos para completar tu rutina de maquillaje.

Recomendados para vos

< volver