• Rouge
  • ¿Qué diferencia hay entre una crema de día y una de noche?

¿Qué diferencia hay entre una crema de día y una de noche?

Como no todas las cremas son iguales, en Rouge te ayudamos a diferenciar la crema de día y la de noche. Anotá todos estos tips.

El mundo de la estética cuenta con cientos de productos que te permiten lucir mucho más bella, joven y radiante. Sin embargo, no todos son iguales ni producen el mismo efecto. Armá de la mejor manera tu rutina diaria de skincare descubriendo todas las diferencias entre una crema de día y una de noche.

Cremas hay un montón, aunque no todas cumplen con la misma función. Los productos anti age no son iguales que los que se enfocan en combatir el acné, por ejemplo. Por eso es importante conocer qué tipo de piel tenés y en base a eso elegir los productos que vayan con ella. En Rouge podrás encontrar tratamientos para todos los biotipos cutáneos.

Crema de día

La crema de día tiene como principal objetivo proteger a la piel de lo que más la suele lastimar en el día: los rayos UV. El elegir una crema para este momento no sólo te hidratará, sino que creará una barrera para evitar que el agua de nuestro cuerpo se evapore de la piel. Además, permite disimular manchas y arrugas, esas que tanto nos molestan. 

Otra de las diferencias con la crema de noche se puede sentir en la textura y la consistencia del producto. La crema de día puede presentarse en textura gel o como una crema untuosa de rápida absorción. Pero ¿por qué no es recomendable usarla de noche? Su filtro solar puede aumentar la grasitud de tu piel y provocar acné.

Por lo general, este tipo de cremas tienen ácido hialurónico y urea para contribuir con la hidratación, colágeno y vitaminas antioxidantes (C y E) para combatir las arrugas, más nácares iluminadores para darle mucho brillo a tu piel.

Crema de noche

A diferencia de la de día, la crema de noche tiene el rol de reparar los daños sufridos durante la jornada. Posee un gran poder nutritivo y ayuda a quitar las marcas que pudieras tener en la piel.

Su textura es mucho más untuosa y oleosa en formato de crema, aceite o sérum, ya que de esta forma concentra mejor los activos.

En cuanto a su concentración de activos, es mayor que la de día porque durante la noche no nos exponemos al sol ni transpiramos tanto. Recordá también que durante este momento es cuando la piel aprovecha para regenerarse, por ello es el instante perfecto para darle a nuestro cutis los elementos indicados para ayudarla en esa reparación.

Tu piel tiene diferentes procesos y durante la noche es cuando más activa se encuentra. De hecho, es el momento que elige para producir mucho más colágeno y ácido hialurónico. Aunque no lo creas, tu piel trabaja mucho más de noche que de día para mantenerse en perfectas condiciones.

Ahora que ya tenés a la mano las diferencias entre una crema de día y una de noche, te invitamos a repasar cuáles son las necesidades de la tuya durante el día y la noche y en base a eso elijas de la mejor manera los productos de tu rutina de skincare en Rouge.

Recomendados para vos

< volver